Guía interactiva de Decoración de interiores y Estilos

DECORACION INTERIORES


Decoración del hotel Alhambra Palace

Escrito el 01 mayo, 2013 por admin

Un hotel Andalusí.

Construido en 1910 y recientemente rehabilitado, el Hotel Alhambra Palace es una muestra espectacular de la interpretación contemporánea de la artesanía y la construcción nazarí.

De la mano del arquitecto e interiorista José María Feliú y con el inestimable apoyo de un gran equipo de artesanos (véase páginas de direcciones), el hotel ha remotado el espíritu de su promotor, el duque de San Pedro de Gelatino. El respeto a las directrices iniciales ha sido la norma a seguir y las obras han durado casi ocho largos años. Para empezar, se rehabilitaron unas dependencias si tuadas sobre el jardín, con vistas sobre toda la vega y la ciudad de Granada, que eran, originalmente, zona de servicios del hotel. Ahora, tras una transformación que llegó hasta los cimientos, son suites de entre 45 y 72 metros cuadrados. La arqui-tecta granadina María Victoria Mir se ocupó del saneamiento y de la habilitación y rehabilitación de toda la estructura del hotel. Las obras en el resto de las plantas se sucedieron paulatinamente. Como es natural, es la planta “noble” donde más se nota la remodelación. El comedor, su terraza, con espléndidas vistas, el salón, el bar, la recepción y la entrada son una muestra espectacular de la interpretación contemporánea de la artesanía y la construcción nazarí aplicadas a un edificio de enormes proporciones.

Estructuralmente, el mayor cambio consistió en la sustitución de los antiguos arcos de estilo mudejar por los actuales, inspirados en la tipología nazarí de la Alhambra. Pero es en los detales donde más se notan los cambios. Artesanos e industriales en su mayor parte granadinos han colaborado con entusiasmo en cada punto de esta gran obra. Las escayolas, las pinturas, los artesonados, los azulejos, zócalos, mármoles o solerías…, todo ello ha sido tratado con la máxima fidelidad que el siglo XX se puede permitir cuando se trata de una obra nazarí. Es, en definitiva, un ejemplo impresionante de arquitectura anglo-hispano-árabe, que sólo tiene parientes en el norte de África y en la India. Su recuperación merece todas las enhorabuenas.

El salón y, al fondo, el bar, replanteado totalmente. Los arcos son de inspiración nazarí sustituyendo el ladrillo mudejar. En el comedor, las columnas, imitando escayola, son obra de Polixromía. Vista general del edificio, color rojo Marrakech. Detalle de las pinturas sobre escayola imitando falsa madera. Vista desde la terraza.

DATOS DE INTERÉS:
Situado en el recinto de la Alhambra a sólo cinco minutos de los palacios árabes. Cuenta con 144 habitaciones/ 13 suites.

Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.




↑ Top