Guía interactiva de Decoración de interiores y Estilos

DECORACION INTERIORES



Decoracion barroco holandés 0

Escrito el 02 enero, 2009 por admin

De este modo, deben anotarse cuatro aspectos principales en el barroco holandés. En la segunda mitad del siglo XVI surge el llamado renacimiento neerlandés, muy influido por los arquitectos flamencos y en el que, poco a poco, se infiltra cierta personalidad holandesa. El primer tercio del siglo XVII se caracteriza por el florecimiento de los motivos de la arquitectura mediterránea, pero aplicados secundariamente. En el segundo tercio domina una forma de gusto clásico basado en Vig-nola y Palladio que pronto degenera en un gusto solemne y frío, además de convencional. Esto motivó un encontronazo en el cual la sobriedad se trenzó con la
vacuidad anterior, lucha aue terminó cuando irrumpe en Holanda el estilo imperante en Francia. Pero el barroco holandés no puede reducirse a fórmulas ni a esquemas. Detrás de él late siempre un aire popular, casi diríamos folklórico (sin que esta expresión tenga un sentido peyorativo), aue le da personalidad v fuerza. La autonomía y la libertad de que gozaron las ciudades holandesas les dio cierta fisonomía propia. He aquí como describe Eisler la ciudad de Harlem. Nuevas iglesias, casas consistoriales, centros de contraste y atractivas viviendas con elevados piñones. Las edificaciones eran básicamente de ladrillo sobre un zampeado de pilotes de acuerdo con la naturaleza del terreno. La mayoría de las veces, se recurría casi exclusivamente al ladrillo que, al comenzar el siglo XVII, era preferentemente rojo con enmarcaciones de piedra clara, aplicada también a las puertas y ventanas. Todo esto llegó a ser el estilo nacional holandés y hoy se lo reconoce como tal. Así está hecha lo que fue la casa de Rembrant en Amsterdam, hoy museo del artista. El barroco holandés es, en realidad, un clasicismo armonioso y de una perfecta madurez, que se encuentra en los bellos edificios particulares del país a partir del segundo tercio del siglo XVII. Sorprende este estilo, primero, por estar poco de acuerdo con las características de la pintura de la época; y, segundo, porque se adapta al carácter reservado y fríamente racionalista de ese pueblo que no se deja llevar por las exaltaciones meridionales del barroco. Debemos recordar aquí que se admiró la obra neobarroca de Andrea Palladlo inspirada en los modelos antiguos. La obra del arquitecto de Vicenza se conoció por los grabados de su Tratado, tanto como por los trabajos en cobre de su discípulo Sca-mozzi. Jacob van Campen fue el mayor admirador de Palladio. En Amsterdam construyó una casa patricia y su principal obra, la Cámara Municipal, hoy residencia

SOLUCIONES PARTICULARES CON EL POCO ESPACIO 0

Escrito el 09 diciembre, 2008 por admin

Este aprovechamiento, a veces, puede conseguirse poniendo una parte de la casa (casi siempre la del dormitorio, porque necesita más tranquilidad y al mismo tiempo menos altura de techo) a un nivel más alto, con el fin de dejar libre para otras funciones más agitadas las habitaciones del piso bajo.
Los resultados son de dos órdenes: funcionales, porque se aumentan de un golpe los metros cuadrados disponibles, y estéticos, porque casi siempre esta distribución en varios niveles permite una composición más articulada y rica del espacio del apartamento. En resumen, un juego arquitectónico mucho más complejo y generalmente más satisfactorio de lo normal.
Frente a estas ventajas innegables hay un solo punto negativo, aunque sólo sea en parte: una realización de este tipo, involucrando la estructura de la casa, sólo puede utilizarse en casas de propiedad y no en apartamentos alquilados.



↑ Top