Guía interactiva de Decoración de interiores y Estilos

DECORACION INTERIORES



Decoracion recibidores 0

Escrito el 27 abril, 2010 por admin

Composición para recibidor de Muebles Santo Tomas. La cómoda y el espejo están realizados en madera de caoba de Brasil, con tableros rechapados en caoba y marquetería artesa nal. Precios orientativos: cómoda, 900 eu.: espejo, 300 eu.

Muebles retro 0

Escrito el 29 octubre, 2009 por admin

LOS MUEBLES DE OFICIO.
Muebles retro
Esta colección utiliza el saber hacer de los artesanos de antaño para hacer revivir ciertos muebles de antiguas usanzas. Un mueble de tasador albergaba estampas o manuscritos autográficos, destinados a ser vendidos en subasta. Rescatado por Roche-Bobois, custodiará sus libros y objetos preferidos.

Muebles recibidores 3

Escrito el 26 septiembre, 2009 por admin

Con dos patas curvadas. En madera de teca oscura, es de importación en Isa de Luca. Los candelabros de hierro pintado son de Cottage. Caja de madera de India & Pacific .

Mueble recibidor 0

Escrito el 25 septiembre, 2009 por admin

Consolas de recibidor
Siempre ha sido el mueble estrella del recibidor, pero también puedes utilizarlas como una práctica superficie de apoyo en el salón o la decoración del dormitorio

Mesa de encina 0

Escrito el 18 marzo, 2009 por admin

Mesa de encina, comienzos S. XVII. Museo Victoria y Alberto, Londres.
Época de restricciones, impuso algunas como las que consistían en substituir materiales costosos por otros más accesibles. Hacia 1710, empezó la moda del ‘gesso’. Mediante una mezcla de yeso y cola reemplazaban los adornos de madera tallada. La misma mezcla podría llegar a cubrir el mueble entero con este estuco. Y se empleó, asimismo, en los marcos de los espejos, llamados entonces “looking glasses”, de formas muy variadas y, a veces, de contornos movidos. Piezas como el llamado “tall-boy” (muchacho grande) cómoda que consta de dos arcones superpuestos, aparecen asimismo en el período Reina Ana, que tanto aportó al arte del mueble, con la moda del barniz empleado según la manera oriental, eco de la influencia japonesa ejercida en el período anterior por Daniel Maroto.

Cama con baldaquín, S. XVII. 0

Escrito el 15 marzo, 2009 por admin

Típica de este periodo es la silla escritorio que llega a perdurar hasta dos décadas después para constituir el primitivo Chippendale. Según nos lo recuerda Otto Klein en su estudio sobre el estilo Reina Ana, durante aquel tiempo el juego de azar, aparte la corriente de especulación finaciera, llegó casi al írenesi -fenómeno muy común en épocas de depresión económica-. Su repercusión en el mueble significó una aportación, digamos, “funcional”: la gran cantidad de mesas de juego, entre las que cabe citar las plegables, usadas, asimismo, como mesas de arrimo, se apoyan en cuatro patas cabriola adornadas con las típicas conchas festoneadas y terminan muchas veces en un pie de león agarrando una bola. Detalles interesantísimos completaban este tipo de mesa de juego en la que no faltaban cajones para depositar dinero.



↑ Top